29
Dom, Nov

Irene Vallejo, Premio Nacional de Ensayo 2020 por una historia del libro

Foto: Cortesía

Cultura

Fue en una sobremesa con Rafael Argullol. ¿Por qué no conviertes tu tesis doctoral en un ensayo para (es un decir) todos los públicos? Irene Vallejo (Zaragoza, 1979) recogió el guante y ahí está El infinito en un junco (Siruela), que ha logrado el Premio Nacional de Ensayo 2020, el cénit de un libro que ha deslumbrado a lectores de todo tipo y condición, que se ha propagado de boca a oreja con el entusiasmo de la sorpresa.

Hasta ahora se han vendido unos 100.000 ejemplares. Y eso antes de que empiecen las traducciones de los 30 países donde está previsto que se edite, que en eso anda enredada ahora Vallejo. La fortuna de un libro que nació de pie.

Lo que le interesa a ella es «la cultura libraria en la Antigüedad, los primeros libreros, cómo circulaban los libros, las lecturas públicas, tan parecidas a las de hoy, cómo se copiaban», dice Vallejo a este periódico. El nacimiento del universo de las palabtras, vamos.

Irene Vallejo estudió Filología Clasica y se doctoró por las universidades de Zaragoza y Florencia y ha hecho de la divulgación del mundo clásico su vida. Le ha quitado la púrpura y utiliza el desparpajo para contarlo. «El reto principal era escribir un ensayo que se pudiera leer como una novela. O, como acuñó afortunadmante Luis Landero, 'un ensayo de aventuras'».

Sin embargo Irene Vallejo viene del mundo de la ficción y es lo que ahora está sopesando: si regresar a él o seguir la senda del ensayo. En este último caso, «llenaría algunas lagunas de El infinito en un junco, lo centraría en la enseñanza, la transmisión del saber, cómo se llegó hasta la imprenta», vaticina. Si se decide por la ficción, abordaría «la idea de la emigración, el viaje, la búsqueda de nuevos horizontes, cómo se acoge al extraño».

Según el jurado, El infinito en un junco ofrece «un viaje personal, erudito e instructivo por la historia del libro y de la cultura en el mundo antiguo, que transmite un sentimiento de colectividad en el que tanto la propia autora como quien la lee se reconocen. La autora conjuga conjuga rigor y sentido histórico en el contenido con un extraordinario gusto por la escritura, y proyecta una mirada fresca que va más allá del ensayo e incorpora elementos de otros géneros, sumando nuevos lectores a un tipo de literatura cuyo público crece día a día». El premio está dotado con 20.000 euros.

Irene Vallejo ha publicado las novelas La luz sepultada, El silbido del arquero, la antología de textos periodísticos Alguien habló de nosotros y varios libros infantiles.antiles.

EL MUNDO. 

 

Temas relacionados: