Familias diversas: otra forma de vivir el amor

Cortesía

Cultura

El concepto familia diversa ha ganado visibilidad en años recientes, no solo por la aprobación de leyes e iniciativas a nivel mundial que garantizan la protección de los derechos LGBT, sino también por el apogeo de una cultura mediática amigable con la diversidad y un aumento en la tasa global de divorcio.

El término familia diversa no incluye solo a las parejas del mismo sexo y sus hijos, sino también a las personas transgénero y los matrimonios heterosexuales con hijos homosexuales, bisexuales o transgénero. Además, y aunque el concepto es usado comúnmente para referirse a las familias LGBT, otro tipo de estructuras familiares pueden ser incluidas perfectamente bajo la categoría “diversa”, entre ellas:

  • Padres solteros (divorciados o nunca casados).
  • Padre (s) de crianza (o tutor legal).
  • Padres adoptivos.
  • Padres biológicos casados o unidos.
  • Padres biológicos solteros.
  • Padres poliamorosos (múltiples parejas románticas en el hogar).
  • Parientes no padres (abuelos, tías, etc.).

La revolución de la familia

De acuerdo con la Escuela de Leyes Williams Institute de la Universidad de California (UCLA), existen aproximadamente 646,500 parejas del mismo sexo en los Estados Unidos (marzo de 2019), y un porcentaje significativo tiene hijos.

Solo en Florida, se estimada que el 13.3 % de 48,496 parejas está criando niños actualmente. Recordemos que, en 2015, la resolución del caso Obergefell v. Hodges dictaminó que el derecho al matrimonio en los Estados Unidos se extiende en igualdad de condiciones a las parejas homosexuales y se ordenó a los 50 estados del país reconocer y realizar uniones entre personas del mismo sexo, esto ha influido en el fortalecimiento de la familia diversa como figura válida ante la ley y la sociedad, pues el estado reconoce que la estructura familiar ha cambiado, y la política debe ajustarse para proteger los derechos de las sociedades modernas. 

De hecho, de acuerdo con un reporte publicado por Family Equality Council (Estados Unidos), mientras que la prevalencia del matrimonio en la población general tiende a ir en declive, el número de parejas del mismo sexo casadas ha aumentado significativamente en la última década. Esto no solo indica un incremento en el número de familias LGBT, también habla de cambios drásticos en el núcleo familiar promedio: no solo hay desinterés hacia el matrimonio en la población general, además ha ocurrido un aumento en la tasa global de divorcio, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Tendencia Vs. Mito

Aunque es complicado identificar el número exacto de familias diversas que existe actualmente en el mundo, las estadísticas nacionales brindan una clara evidencia del incremento en las tendencias. Solo en los Estados Unidos, entre 2 y 3.7 millones de niños menores de 18 años tienen padres LGBT, y aproximadamente 200,000 de ellos han sido criados por una pareja del mismo sexo (según Family Equality Council).

Las cifras son también altas en Canadá: cerca de una de cada ocho parejas del mismo sexo (12.0 %) tenía hijos que vivían con ellos en 2016, en comparación con aproximadamente la mitad de las parejas del sexo opuesto.

Por supuesto, el debate acerca de la capacidad de una pareja LGBT para criar niños emocionalmente sanos en comparación con una pareja del sexo opuesto sigue estando abierto, salvo que, en la actualidad, ha sido posible realizar estudios objetivos para medir el desempeño escolar y salud emocional de los hijos de parejas LGBT. 

En febrero de 2019, los resultados de una investigación conducida por economistas de la Universidad KU Leuven en Bélgica dejaron en evidencia (una vez más) que los niños nacidos en familias diversas pueden verse beneficiados y no perjudicados por la orientación o identidad sexual de sus padres, siendo un 6.7 por ciento más probable que se gradúen de la escuela en comparación con los hijos de parejas heterosexuales.

Solo una forma distinta de vivir el amor

Organizaciones e instituciones educativas en todo el mundo trabajan hoy para difundir una cultura de respeto e inclusión en las escuelas, espacios laborales y comunitarios, de modo que los niños de padres LGBT, parejas poliamorosas y miembros de núcleos familiares no convencionales puedan participar en el ejercicio social sin sufrir los efectos de la discriminación y la ignorancia.

Las familias diversas, tal y como sugiere su nombre, suponen solo formas distintas de vivir el amor que merecen ser protegidas por las leyes internacionales y tomadas en cuenta como parte de la comunidad. Todos podemos contribuir a una cultura de paz abogando por una filosofía de vida inclusiva e igualdad de oportunidades para todos.

El arte de saber vivir 

Contrata este espacio publicitario
Regístrese a nuestro boletín electrónico para recibir notificaciones de las noticias mas relevantes.
Contrata este espacio publicitario