17
Dom, Ene

Fallece el diseñador Pierre Cardin a los 98 años

Foto: Cortesía

Cultura

El mundo de la moda le dice adiós a uno de los más grandes de la industria. La Academia de Bellas Artes de Francia informó el martes que Pierre Cardin, el diseñador francés cuyo estilo de la era espacial fue uno de los símbolos de la moda del siglo XX, falleció a los 98 años.

El nombre de Cardin quedó grabado en una gran cantidad de productos, desde relojes de pulsera hasta sábanas, haciendo que su marca sea una de las más famosas del mundo. En el apogeo de la marca, en las décadas de 1970 y 1980, sus productos se vendieron en unos 100 mil puntos de venta en todo el mundo, aunque ese número disminuyó drásticamente en las décadas posteriores.

Un hombre de negocios inteligente, Cardin usó su fabulosa riqueza para conseguir propiedades de primera clase en París, incluyendo el restaurante de la Belle Epoque Maxim's. Fue incorporado a la Academia de Bellas Artes en 1992.

“Es un día de gran tristeza para toda nuestra familia. El gran diseñador que fue atravesó el siglo dejando a Francia y al mundo una herencia artística única en la moda, pero no solamente”, se limitaron a decir sus allegados en un comunicado, en el que se declararon “orgullosos de su ambición tenaz y de la audacia de la que dio muestras toda su vida”.

Cardin nació el 2 de julio de 1922 en San Biagio di Callalta, Italia, y creció en Francia, donde se instalaron sus padres huyendo del fascismo de comienzos del siglo XX.

Su fulgurante escalada al Olimpo de la moda, apunta El País, no solo se debió a su entusiasmo y su capacidad de visualizar la moda de la posguerra. Este hombre “de talentos múltiples y energía inagotable”, como lo definió su familia, fue un trabajador incansable que aún a sus 98 años seguía dirigiendo su gran legado.

En los cincuentas viajó por primera vez a Japón, y dos décadas después ya andaba organizando desfiles en China todavía lejos de ser el foco del lujo que es hoy. “Trabajo, trabajo, trabajo”, contestó hace unos años cuando le preguntaron por el secreto de su juventud eterna.

Luego de ser el primer trabajador de Christian Dior, abrió su propia casa en 1950, y desde ahí comenzó a sacudir el mundo de la moda con sus diseños inspirados en el trabajo de un escultor: “primero creo las formas y luego intento incorporar en ellas el cuerpo”.

Participó notablemente con André Courrèges (1923-2016) y Paco Rabanne en el resurgimiento de la alta costura en la Francia de la posguerra. “Siempre tuve mi cabeza en el futuro, siempre he creado para los jóvenes ”, solía repetir una y otra vez, de acuerdo con Le Monde.

 

Temas relacionados: