Estados Unidos permite la pesca en regiones protegidas

Foto: Cortesía

Cultura

EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS PERMITIRÁ LA PESCA EN UN ÁREA PROTEGIDA DEL OCÉANO ATLÁNTICO, PONIENDO EN RIESGO A CIENTOS DE ESPECIES.

Donald Trump, firmó una proclamación para permitir la pesca en un área de cinco mil millas cuadradas en la costa de Nueva Inglaterra, la cual  previamente había sido protegida por el expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

Ambientalistas advierten que esto pone en grave peligro a los corales, peces, aves, delfines, tortugas, ballenas y más especies en peligro de extinción que sufrirán las consecuencias.

“¿QUÉ RAZÓN HABÍA PARA CERRAR 5,000 MILLAS? ESAS SON MUCHAS MILLAS. CINCO MIL MILLAS ES MUCHO. EN MI OPINIÓN, ÉL (OBAMA) NO TENÍA UNA RAZÓN PARA HACERLO”, DIJO TRUMP DURANTE SU ANUNCIO. 

El territorio en cuestión es el llamado ‘Northeast Canyons and Seamounts Marine National Monument’. Este santuario es hogar de corales, ballenas en peligro de extinción y más de mil especies necesarias para la supervivencia del ecosistema.

ACCIONES INCONGRUENTES

Esta medida fue supuestamente aprobada con el fin de apoyar a la economía pesquera que sufrió un duro golpe por la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, Miriam Goldstein, directora del American Progress Center alertó que las acciones de Trump traerán un mínimo beneficio económico y en su lugar, están “vendiendo el futuro del océano y el futuro del ecosistema”.

La orden ejecutiva recomienda incrementar la producción. El problema es que los compradores de comida marina están rechazando la producción pesquera.

Hay tantos restaurantes cerrados que es imposible procesar, almacenar y vender tanto producto. No sirve incrementar la producción si la demanda es baja.

Un reporte de The Washington Post reveló que la administración de Trump intencionalmente escondió información con respecto al tema. Datos muestran que los ingresos de pescaderías han incrementado desde que se designó a la zona como ‘Monumento Marino’. No hay evidencia para creer que su apertura a la pesca generará un impulso económico en los Estados Unidos.

EL DAÑO AL MEDIO AMBIENTE

Además de estas medidas, Trump firmó un acuerdo ejecutivo para ignorar el chequeo de grandes infraestructuras que podrían amenazan a la salud pública y al medio ambiente. Esto para agilizar la aprobación de proyectos energéticos como oleoductos.

El Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (NRDC) condenó las acciones del presidente norteamericano. Por su parte, su director, Brad Sewell dijo estar preparado para tomar medidas legales en contra de la administración del actual presidente de los Estados Unidos, pues asegura que “cambios significativos a monumentos o sus protecciones deben ser realizados por el Congreso, no por el presidente”.

A pesar de las advertencias de una extinción masiva, la posible desaparición de arrecifes de coral y las ya visibles consecuencias del cambio climático, el presidente de los Estados Unidos está determinado a seguir su agenda corporativa. 

Se estima que durante los últimos 40 años, la población de vida marina ha declinado en un casi 50%.

La preservación de áreas como el ‘Monumento Marino Nacional’ del Atlántico es necesaria para empujar a la biodiversidad, preservar ecosistemas acuáticos, y prepararlos frente a los inevitables efectos del cambio climático.

A continuación te compartimos un tour animado por el monumento marino en peligro: 

https://youtu.be/kGMcJyo3d30">https://youtu.be/kGMcJyo3d30

Muy Interesante.

 

 

Temas relacionados: