19
Sáb, Jun

Por: Cortesía

Cultura

El socavón en Puebla no deja de crecer: Alcanza 100 metros y podría deberse a una falla geológica

El socavón en Puebla puede ser consecuencia de la sobreexplotación de los acuíferos subterráneos, según expertos locales.

La tarde del 29 de mayo, un estruendo telúrico fragmentó el suelo del centro de la República Mexicana. Al salir a la calle a ver qué estaba pasando, los vecinos de la zona se dieron cuenta de que había un hoyo inmenso en el suelo. Sólo en ese momento se percataron de que la tierra se estaba hundiendo, provocando un socavón en Puebla sin precedentes.

Un agujero de 80 metros en la tierra

El agujero inició como una hendidura de 5 metros de diámetro. Con el tiempo, el subsuelo siguió fragmentándose. El socavón en Puebla fue resultado de estos movimientos subterráneos, y amenaza con alcanzar la propiedad de uno de los vecinos de la zona.

A unos cuantos metros del socavón, una casa corre peligro de ser absorbida por el hoyo en el piso, que ya sobrepasa los 90 metros de diámetro. Según las cifras oficiales, la profundidad ya rebasa los 20 metros. El problema, sin embargo, no radica ahí.

Este fenómeno es delicado, ya que sigue aumentando su tamaño cada hora. Incontenible y en expansión, no sólo podría cobrar los daños materiales de la propiedad que tiene cerca, sino provocar accidentes que resulten en pérdidas humanas. Por el momento, la casa ya fue evacuada, ya que las autoridades no tienen la certeza de que el socavón en Puebla pueda detenerse.

¿De dónde vino el socavón?

Carreteras, infraestructura pública y vidas humanas han sido consumidas por este tipo de hoyos en el suelo antes. El socavón de Puebla no es el primero que aparece en México, y el mundo tampoco. En general, los estudio realizados en torno a estos accidentes revelan que la tierra colapsa por variaciones en la humedad del subsuelo.

Esto da origen a hoyos potencialmente peligrosos e irreversibles, que producen daños significativos en las ciudades y construcciones humanas. Beatriz Manrique, secretaria de Medio Ambiente de Puebla, señala dos variables para el caso específico en su estado:

“Creemos que puede ser una combinación de dos factores: el reblandecimiento del campo, toda la zona estaba siendo cultivada, así como la extracción de agua subterránea, que ablanda el subsuelo”, explicó.

Expertos mexicanos no comparten este punto de vista. Por el contrario, aseguran que está relacionado con la sobreexplotación de los acuíferos locales. Para investigar más a fondo las causas de este fenómeno, la Coordinación General de Protección Civil Estatal y la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) de México está conduciendo un estudio que puede extenderse hasta 30 días.

 

Temas relacionados: