28
Dom, Feb

El reloj del apocalipsis avanza: sólo quedan 100 segundos antes del fin del mundo

Foto: Cortesía

Cultura

El planeta enfrenta una de las peores crisis climáticas y sanitarias en la historia y al Reloj del Apocalipsis únicamente le quedan 100 segundos.

Múltiples son las ocasiones en que los medios de comunicación y la industria del entretenimiento han especulado a propósito del fin del mundo. Sin embargo, el marcador nunca había sido tan claro hasta la creación del Reloj del Apocalipsis, que advierte a la humanidad de cuánto tiempo falta para el Juicio Final. Ésta es su historia.

¿Qué marca el Reloj del Apocalipsis?

También conocido como el Reloj del Juicio Final, éste es un símbolo que marca la distancia entre la humanidad y la destrucción absoluta del mundo. Ya sea con tecnologías de destrucción masiva, como la nuclear, o por el avance del cambio climático, el reloj advierte cuántos minutos faltan para la última media noche.

Año con año, la distancia se acorta según las consideraciones del Boletín de los Científicos Atómicos, establecido en 1947 a raíz de la explosión atómica de Hiroshima y Nagasaki. No fue hasta 2007, sin embargo, que la mesa de arbitraje incluyó las complicaciones ecológicas como un factor de riesgo para mover el segundero del reloj.

Durante más de 75 años, el Boletín ha continuado desempeñándose como una organización independiente sin fines de lucro. De manera bimensual, publican en su página web oficial una revista de divulgación científica de manera gratuita y, año con año, se reúnen para determinar qué tan lejos estamos del fin del mundo.

¿Qué tan lejos estamos de la destrucción total?

En 1991, el reloj se fijó a 17 minutos de la medianoche con la caída de la Unión Soviética. A partir de la firma del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, parecía que la humanidad estaba en un lugar seguro, lejos de la destrucción total.

En contraste, el 2020 marcó el año en el que más cerca hemos estado de una debacle sin retorno. Siendo el año más cálido de la Historia, aunado a la emergencia sanitaria global, sólo quedan 100 segundos antes de la destrucción total del mundo como lo conocemos.

A pesar del tenor mortuorio con el que se pinta a este artefacto metafórico en los medios, el propósito original era advertir a los seres humanos del peligro al que se enfrentan, para así inspirar a la acción. Muchas veces, sin embargo, parece tener el efecto contrario. Según Robert Rosner, miembro de la junta directiva del Boletín, el reloj es “el canario en la mina de carbón: lo que impulsa a los mineros a tomar medidas rápidas para salvar sus vidas“.

MUY INTERESANTE. 

 

Temas relacionados: