18
Dom, Abr

El Ministerio de Cultura investiga el robo de una obra de Galileo Galilei de la Biblioteca Nacional

Foto: Cortesía

Cultura

El Ministerio ha decidido abrir ahora un procedimiento informativo, pese a que la Biblioteca Nacional denunció el robo en 2018

El Ministerio de Cultura ha abierto un procedimiento informativo para conocer los hechos en torno a lo acaecido en la Biblioteca Nacional con la obra 'Sidereus Nuncius', de Galileo Galilei, y convoca a su Patronato para analizar los protocolos de seguridad y tomar medidas para "su mejora".

Según ha informado el Ministerio de José Manuel Rodríguez Uribes, esta ha sido la decisión tomada tras la reunión que han mantenido el secretario general de Cultura, Javier García Fernández y la directora general del Libro, María José Gálvez, con la directora de la Biblioteca Nacional, Ana Santos.

Un encuentro que se ha producido después de que el diario El País hiciera pública la sustracción de esta obra de Galileo Galilei, que se habría detectado en 2014 pero no habría sido denunciado hasta 2018.

Así, el Ministerio de Cultura y Deporte ha decidido abrir un procedimiento informativo para conocer los hechos en torno a lo acaecido, y el ministro de Cultura convocó este lunes al Patronato de la Biblioteca Nacional para el próximo 31 de marzo con el objetivo de proponer "el análisis de los protocolos de seguridad de la Biblioteca Nacional con el propósito de tomar las medidas necesarias para su mejora".

En este sentido, ha puntualizado el Ministerio, su "principal preocupación" es la "restitución de la obra y la aclaración" de los hechos a partir de lo publicado.

El "Sidereus Nuncius" (El mensajero de las estrellas) es uno de los libros más valiosos del catálogo de la Biblioteca Nacional. En sus páginas, Galielo Galieli recoge los descubrimientos que hizo con su primer telecospio y apuntala la teoría de que el Tierra gira en torno al Sol y no al revés.

Por su parte, según han informado fuentes de la BNE, durante esta reunión Santos ha aportado al Ministerio "toda la información que posee del hecho y que recabó para proceder a la denuncia del caso en 2018".

Así lo aclararon ayer también desde la BNE en un comunicado que se retiró de su página web horas después de publicarlo.

En dicho documento, la BNE señala que este robo lleva denunciado por la institución "más de tres años" y que no fue hasta 2018 cuando su directora, Ana Santos, recibió "la información por parte de dos investigadores y estudiosos de la obra" y procedió "a solicitar el pertinente informe a la Dirección Técnica".

Según el relato de los hechos, una vez recibido la BNE denunció el hecho ante la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional el 10 de octubre de 2018.

EL RECORRIDO DE LA OBRA

El recorrido de la obra del que tiene conocimiento y registro la BNE, explican en dicho comunicado retirado, arranca en 1987 cuando la BNE denunció el robo de un conjunto de obras científicas entre las que se encontraba el ejemplar 'Sidereus Nuncius'. Este libro, así como otros ejemplares del robo, son recuperados por la Policía en 1988 y devueltos a la BNE.

Ya en 2007 este ejemplar se "revisa", al saberse que ha sido consultado por la misma persona que supuestamente había "mutilado y sustraído" en aquel mismo año partes de otros libros, y se constata que la obra está "íntegra" y que no ha sufrido "ningún daño".

Pero en 2014, continúan con el relato, dentro de otro control rutinario del Programa de Ácidos, este ejemplar se somete a un nuevo y "detallado" estudio microscópico que revela que la obra es una "falsificación".

La Dirección Técnica de ese momento, añaden, solicitó información al personal adscrito a su Unidad y en este mismo año, con los datos facilitados por los distintos técnicos, se determinó que la obra era "una falsificación, aunque de gran calidad", por lo que consideran como "razonable" que "no hubiese sido detectada antes", aunque "desconocen las circunstancias de su falsificación".

"Una de las vías podía apuntar a que la falsificación tenía relación con el primer robo de 1988 pero también con el posterior del año 2007, aunque las inspecciones llevadas a cabo en aquellos momentos no hubieran permitido descubrir a simple vista que se trataba de un ejemplar falso", cuentan.

También en 2014 la BNE revisó las veces en que la obra había sido solicitada en préstamo, lo que había sucedido en varias ocasiones. Y "ante estos hechos la anterior Dirección Técnica no informa a la Dirección a la espera de recabar más datos que pudieran aportar una mayor certeza sobre lo ocurrido", matizan.

Pero fue en 2018, cuando la información de un investigador, que se puso en contacto con la Directora de la Biblioteca Nacional, ofreció "nuevas noticias" que "aclaraban dudas" sobre la posible trayectoria del ejemplar, y que confirmaron "la hipótesis de que la obra devuelta en 1988 era original" y que, posteriormente, fue "sustraída y reemplazada por el ejemplar falso".

Este hecho, asegura el comunicado, se denunció ante la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional el 10 de octubre de 2018.

En la actualidad, según han confirmado fuentes de la Policía Nacional, este robo sigue en caso de investigación.

EL CULTURAL. 

 

Temas relacionados: