El día que la mona lisa fue robada del Louvre

Foto: Cortesía

Cultura

EL FAMOSO MUSEO DEL LOUVRE FUE EL CENTRO DE ATENCIÓN DEL MUNDO, AL SER VÍCTIMA DEL ROBO DE LA MONA LISA, A PLENA LUZ DEL DÍA EN 1991.

Cada año, millones de visitantes de todo el mundo acuden en masa al Louvre para conocer a la Mona Lisa, esa mujer con una leve sonrisa y su estilo renacentista italiano. Asimismo, la pintura de Leonardo da Vinci del siglo XVI se ubica como una de las imágenes más reconocidas del mundo. 

Al igual que se desconoce la fecha de la pintura, nadie está seguro de quién es el retrato.Una de las teorías más populares es que se trata de Lisa del Giocondo, madre de cinco hijos y esposa de un comerciante de telas y seda que era mucho mayor que ella. 

Otras teorías sugieren que la Mona Lisa es un autorretrato del propio Leonardo da Vinci. En otras palabras: nadie está muy seguro de a quién se supone que representa la Mona Lisa.

Robada y escondida como botín

El 21 de agosto de 1911, un ladrón vestido con una bata blanca de trabajador entró al Louvre, cerrado porque era lunes. En el Salón Carré, la galería de tesoros renacentistas del museo, levantó una pequeña pintura de madera de la pared y retiró su caja de sombra de vidrio: La Mona Lisa.

Escondiendo la obra de arte debajo de su bata, salió a las calles de París con su botín.

Pasarían veintiséis horas antes de que un cuando pintor entrara al Louvre para admirar a la Mona Lisa, y descubriera  cuatro clavijas de metal.

Rápidamente alertó a la seguridad, quien a su vez alertó a los medios. Sin embargo, incluso con búsquedas en todo el mundo, cada pista llegó a un callejón sin salida. 

Pablo Picasso y Guillaume Apollinaire fueron dos principales sospechosos (en un momento, incluso Apollinaire fue arrestado e interrogado).

¿Dónde quedó la Mona Lisa?

Durante dos años, la pintura permaneció desaparecida. Sin cables y sin cámaras de seguridad (una época en la que la tecnología aún no podía grabrar nuestros movimientos), nadie tenía idea de dónde podría estar la Mona Lisa. Sin embargo, en noviembre de 1913, un comerciante de arte en Florencia recibió una solicitud innegable.

Un hombre llamado Leonardo Vincenzo (que luego resultaría ser Vincenzo Peruggia) escribió al comerciante de arte Alfredo Geri y le ofreció la Mona Lisa (por la suma de 500 mil liras).

Geri aceptó la oferta y Vincenzo viajó en tren a Florencia, con la Mona Lisa casualmente metida en su bolso …

Cuando llegó a Florencia, reservó un hotel, y llevó la pintura a Geri. El comerciante de arte lo persuadió para que dejara la Mona Lisa durante la noche y rápidamente alertó a la policía. La Mona Lisa había sido encontrada.

¿CÓMO ROBÓ VINCENZO LA MONA LISA?

Resulta que el plan simple de Vincenzo Peruggia fue bastante efectivo. Peruggia trabajó en el Louvre haciendo fundas protectoras para algunas de las obras más famosas del museo. Un día, simplemente se escondió en un armario de escobas para evitar ser echado del museo a la hora de cerrar.

Durante la noche, Peruggia simplemente enrolló la obra maestra y la escondió debajo de su bata de trabajo. Al día siguiente, durante las horas del día, simplemente salió del museo con la obra maestra, aparentemente sin ser detectado. 

Cuando finalmente atraparon al italiano, afirmó que había robado la Mona Lisa en un intento por llevarla de regreso a su lugar de origen, Italia. Había asumido erróneamente que los franceses habían robado La Gioconda y que simplemente estaba tratando de devolverla a Italia.

Cuando finalmente fue arrestado, recibió una sentencia de cárcel de seis meses bastante indulgente. Muchos italianos pensaban en él como un héroe y cuando la pintura se exhibió brevemente en la Galería Ufizzi en Florencia (antes de su regreso al Louvre), miles acudieron en masa para verla.

Tras la liberación de Vincenzo Perguggia de la cárcel, pasó a servir en el ejército italiano durante la Primera Guerra Mundial. Después, se casó y tuvo una hija.

Más tarde, regresó a Francia para trabajar como pintor y decorador. Peruggia murió a los 44 años, convirtiendo a la Mona Lisa, aún más, en la pintura más famosa del mundo.

Muy Interesante. 

 

Temas relacionados: