El desastre ecológico que está matando al 95% de animales marinos en Rusia

Foto: Cortesía

Cultura

CADÁVERES DE ANIMALES MARINOS POR TODA LA PLAYA, PERSONAS INTOXICADAS Y UN MAR DE ESPUMA AMARILLA: EN RUSIA ESTÁ EN MARCHA UN DESASTRE ECOLÓGICO POR UN QUÍMICO DE ORIGEN DESCONOCIDO.

A lo largo de la playa, los cadáveres encimados de peces, cangrejos, erizos, pulpos, estrellas de mar, caracoles y toda clase de animales marinos impiden ver la arena. Las dramáticas escenas de la península de Kamchatka, en el extremo este de Rusia, dan cuenta de una catástrofe ecológica en curso, cuyo origen aún es desconocido.

Los primeros signos del desastre ambiental aparecieron hace tres semanas en la playa de Khalaktyr, un sitio cada vez más visitado por surfistas y viajeros rusos. A finales de septiembre, algunas personas que estuvieron en contacto con el mar experimentaron náuseas, ojos llorosos y malestar estomacal.

Posteriormente, algunos animales muertos llegaron a la playa, un acto que las autoridades locales intentaron explicar a través de las tormentas en los últimos días.

Sin embargo, el aumento exponencial de cadáveres de toda clase de animales marinos en la playa llamó la atención de locales y organizaciones ecologistas, que se desplazaron a la zona para conocer las causas de la catástrofe ante la inacción de las autoridades rusas.

¿QUÉ ESTÁ PROVOCANDO EL DESASTRE ECOLÓGICO EN KAMCHATKA?

Según Greenpace, la causa de la muerte repentina de miles de animales marinos en la playa de Khalaktyr se debe a un ‘vertido’ de contaminantes de origen desconocido. La organización asegura que distintos análisis han mostrado la presencia en el mar de químicos derivados del petróleo de hasta cuatro veces encima de lo permitido:

 “Expertos enviados por el Ministerio de Recursos Naturales y Ecología han encontrado, al analizar las aguas, un exceso de productos derivados del petróleo (cuatro veces por encima de los límites), así como 2,5 veces más de fenol del permitido y otras sustancias”, explica Greenpeace en un comunicado.

Los habitantes de la península han sufrido distintos síntomas, desde vómito y fiebre alta, hasta quemaduras al hacer contacto con el agua.

Actualmente, la mancha de contaminación alcanza los 40 kilómetros de largo y sigue desplazándose hacia el sur, con un aspecto de “espuma extraña y color verde oscuro”, según una investigación de la Universidad Federal del Extremo Oriente que espera hallar el origen del tóxico derramado en el Pacífico. 

Las autoridades consideran que el origen puede estar en un vertedero de pesticidas abandonado que arroja tóxicos al agua, mientras conservacionistas y grupos ecologistas culpan a una instalación militar por el supuesto derrame de heptilo, una clase de combustible para cohetes altamente tóxico.

MUY INTERESANTE. 

 

Temas relacionados: