21
Jue, Ene

¿El Black Friday se originó a partir de la venta de esclavos?

Foto: Cortesía

Cultura

EL BLACK FRIDAY INAUGURA OFICIALMENTE LA TEMPORADA NAVIDEÑA DE COMPRAS EN ESTADOS UNIDOS Y ES CADA VEZ MÁS POPULAR EN TODO EL MUNDO, PERO… ¿CUÁL ES EL ORIGEN DE ESTA TRADICIÓN Y DE DÓNDE VIENE SU NOMBRE?

Una teoría popular que circula en redes sociales asegura que el origen del Black Friday se debe a que en el pasado, el viernes después del Día de Acción de Gracias, los esclavistas aprovechaban para vender a los esclavos más baratos de cara a los duros trabajos del invierno y por lo tanto, su origen se remite a la esclavitud y es parte de un pasado vergonzoso que no debería volver jamás.

Si bien el origen del Black Friday nada tiene que ver con las rebajas y la fiesta de consumo que se celebra actualmente, la idea del remate de esclavos es sólo un mito sin fundamento alguno.

En realidad, el término se refería originalmente a un día caótico y la primera vez que apareció en la prensa fue durante 1869 para describir la súbita caída del mercado de oro después de que los financieros Jay Gould y James Fisk trataran de acapararlo sin éxito.

Los días negros volvieron a aparecer durante el crac del 29, cuando el mercado de valores de los Estados Unidos registró una caída sin precedentes que dio origen a la Gran Depresión de los años 30. En esta ocasión, los términos Black Thursday, Black Monday y Black Tuesday se popularizaron como sinónimos de desastre financiero en las décadas siguientes.

Sin embargo, el viernes posterior al Día de Acción de Gracias comenzó a identificarse como Black Friday hasta la década de los 60 en Philadelphia. La versión más popular asegura que la policía local comenzó a llamar a este día Black Friday debido al caos provocado por los vehículos y las multitudes que abarrotaban las principales calles y centros comerciales para hacer las compras de Navidad.

En 1975, Associated Press entrevistó a un encargado de una tienda de almacén mientras veía cómo un policía de tránsito intentaba controlar a una multitud que cruzaba la calle sin precaución y éste a su vez, explicó que los taxistas y conductores de autobuses solían llamar Black Friday a estos eventos caóticos y los “dolores de cabeza” que les producían.

El mismo año, The New York Times lo utilizó para describir el caos en Manhattan durante el viernes posterior a Acción de Gracias. Este hecho marcó en definitiva su adopción en todos los Estados Unidos, donde el fenómeno se presentaba a menor o mayor escala.

Para entonces, los comercios eran conscientes de que el volumen de clientes aumentaba exponencialmente y comenzaban a ofrecer descuentos como en ningún otro día del año. No obstante, el término aún llevaba consigo una connotación negativa, de modo que distintas empresas intentaron impulsar campañas para cambiar el Black Friday por Big Friday sin éxito alguno. 

En los años siguientes, algunos negocios intentaron justificar el nombre e incluso un mito reciente asegura que el origen del término se debe a que antes del viernes posterior a Acción de Gracias, las empresas operan en déficit (números rojos) y no es hasta que las ventas del Black Friday les impulsan para hacerlo en números negros.

Desde entonces, Black Friday es sinónimo de caos (tal y como expresa su acepción original) por las estampidas y congestiones vehiculares que año con año dejan accidentes mortales, pero también de los mejores descuentos del año acompañados de una actitud de hiperconsumo que da el banderazo de salida a las ventas de Navidad.

MUY INTERESANTE. 

 

 

Temas relacionados: