El acusado de abusar sexualmente a los alumnos de la escuela taurina de Murcia niega los hechos

Foto: Cortesía

Cultura

Sólo contestó a preguntas de su defensa en el interrogatorio en las que detalló sus problemas de salud

El antiguo novillero J.M.O., en prisión preventiva desde el pasado viernes como presunto autor de abusos sexuales a una decena de alumnos de la Escuela de Tauromaquia de la Región de Murcia, negó los hechos al pasar a disposición judicial y solo contestó a las preguntas de su defensa en un interrogatorio en los que detalló sus problemas de salud.

Según ha sabido Efe de fuentes próximas a la investigación, que permanece abierta, el detenido, que colaboraba en la preparación de los aspirantes a torero, trató de evitar su ingreso en la cárcel, a lo que la autoridad judicial no accedió.

Su defensa propuso otras medidas menos gravosas, como la prohibición de acercarse a los alumnos que habrían sido víctimas de los hechos que se le atribuyen, pero el titular del juzgado se negó a ello y atendió la petición del fiscal de su ingreso en prisión.

Así, tomó esa medida por la gravedad de los hechos que se investigan, las elevadas penas que podrían ser impuestas al presunto autor caso de ser hallado culpable y el riesgo de fuga y de destrucción de pruebas.

DENUNCIA ANÓNIMA

Por otro lado, la Policía Nacional que interviene en el caso analiza estos días el contenido del teléfono móvil que le fue intervenido cuando se le detuvo en la puerta de la plaza de toros de Murcia hace ahora una semana, así como las tres terminales que tenía en su domicilio particular, ubicado en Murcia.

Se trata de obtener pruebas audiovisuales que pudieran contribuir al esclarecimiento de los hechos y a contrastar lo dicho por los alumnos cuando declararon ante la Policía Nacional.

Estas actuaciones tuvieron su origen una denuncia anónima llegada a mano de los funcionarios policiales en los que se alertaba de que en la Escuela de Tauromaquia podrían estar produciéndose delitos de contenido sexual, además de añadir los nombres de varios alumnos que podrían encontrarse entre los perjudicados.

La investigación se lleva a cabo por los delitos de abuso sexual, exhibición de pornografía, lesiones y provocación sexual.

En las diligencias aparecen como supuestos perjudicados una decena de alumnos, entre chicos y chicas, que eran menores de edad cuando se produjeron los hechos.

PEPÍN LIRIA, EN CUARENTENA

El torero murciano Pepín Liria, director de la escuela taurina, tuvo que declarar por teléfono en la causa por encontrarse en cuarentena a causa del coronavirus.

El diestro se sometió en los primeros días de septiembre a la práctica de una PCR, cuyos resultados dieron positivo en Covid-19.

Su situación le impidió desplazarse a la capital murciana, donde había sido convocado para declarar como testigo. Al ser imposible su presencia física en dependencias policiales, su testimonio fue recogido a través del teléfono, según se refleja en el acta de su declaración.

Liria aseguró desconocer los hechos narrados por los testigos y víctimas, para añadir que, de haberlo sabido, los habría cortado. También dijo conocer al detenido de muchos años atrás y que nunca había observado en él comportamiento alguno que le hiciera desconfiar de su profesionalidad o que le hiciera sospechar que llevara a cabo conductas inapropiadas.

MUY INTERESANTE. 

 

Temas relacionados: