08
Mié, Dic

Por: Cortesía

Cultura

Descubren que las canas pueden volver a su color natural y la clave para lograrlo

La aparición de las canas en el cuero cabelludo está íntimamente relacionado con periodos de angustia y estrés elevados, según un estudio.

Quienes nos pintamos el pelo lo sabemos. Mes con mes, las raíces salen a echar a perder el color del cabello. Conforme avanzan los años, el problema radica en que la coloración del cabello comienza a tornarse ceniza. En algunos casos, incluso blanca. Lo que la mayoría de las personas hacen es correr a teñirse el pelo de nuevo. La ciencia ofrece una alternativa menos agresiva para el cuero cabelludo que, además, poco tiene que ver con tintes y peróxido.

Un problema de raíz

El origen de las canas está en unas células en la cabeza que producen coloraciones específicas, dependiendo de la información contenida a nivel genéntico. Cuando dejan de producirlo, sin embargo, el cabello se torna grisáceo y blanco. Por esta razón, de acuerdo con Michael Eidelman, director médico de Chelsea Skin y Laser en Nueva York, hay personas que ya las presentan en etapas más tempranas que el promedio.

De acuerdo con un estudio dirigido por el experto, “En promedio, un 50% de la población tendrá la mitad de su cabello de color gris a los 50 años de edad”, indica Eidelman. Sin embargo, este efecto es reversible de manera espontánea —al menos de manera temporal. El problema, sin embargo, debe de atacarse desde la raíz.

Una investigación de la Universidad de Miami reciente destaca que, entre diferentes etnias y sexos, el detonador de las canas siempre tiende a ser el estrés. No sólo el color del pelo se ve afectado. Por el contrario, diversos tejidos en el cuerpo y patrones de comportamiento se modifican durante periodos prolongados de angustia y presión. 

En las canas hay historia de vida

El equipo de investigadores encargados del estudio se dieron cuenta de que el estado del cabello revela mucho sobre la condición física de todo el organismo. Si el pelo está envejeciendo, es probable que el resto del cuerpo también lo haga. Por esta razón, la solución puede encontrarse en localizar los puntos de mayor angustia que experimentan las personas.

El autor principal del estudio, Ralf Paus, sugiere que el posible tratamiento podría ser más efectivo cuando aparecen las primeras canas. La relación entre el encanecimiento y el estrés psicológico fue fundamental para encontrar una solución temprana. Esto es así porque muchas personas pierden la coloración del pelo cuando tienen que sobrellevar situaciones difíciles en la vida.

Por esta razón, Paus destaca que en el cabello puede leerse gran parte de la historia médica y biológica de las personas. Los momentos de más estrés en la vida pueden identificarse por medio de las canas: Está bastante claro que el cabello codifica parte de tu historia biológica de alguna manera”, explica. “El cabello crece fuera del cuerpo y luego cristaliza en esta [estructura] dura y estable que guarda la memoria de tu pasado”.

MUY INTERESANTE. 

 

Temas relacionados: