19
Sáb, Jun

Por: Cortesía

Cultura

Descubren los restos de más de 200 niños indígenas enterrados en una escuela de Canadá

En una escuela abandonada en las reservas para indígenas de Canadá, 215 niños Tk’emlúps te Secwépemc fueron encontrados sin vida.

Antes de que las colonias británicas se establecieran en Canadá, ya había gente ahí. Las  naciones indígenas tenían un desarrollo social, comercial y político complejo, independiente a las potencias europeas. Entre ellos, estaba la comunidad Tk’emlúps te Secwépemc: uno de los 17 grupos étnicos más grandes de todo el norte del continente.

Eventualmente, con la invasión del Reino Unido, estas comunidades fueron destinadas a reservas naturales. Alejadas de la nueva civilización, no tuvieron acceso a los mismos recursos educativos y económicos  que los demás pobladores del territorio. En un terreno soberbio al norte de Canadá, la Kamloops Indian Residential School es prueba de ello. Recientemente, en el recinto se encontraron 215 cadáveres de niños indígenas.

Un caso premonitorio

Originalmente, la escuela se fundó para dar clases a 500 alumnos inscritos. Fue en 1890 cuando abrió sus puertas a la comunidad Tk’emlúps te Secwépemc, y dejó de funcionar hasta 1969. A partir de entonces, se convirtió en una institución educativa de inspiración católica durante una década más. Luego fue abandonada.

En la matrícula no sólo había niñas y niños Tk’emlúps te Secwépemc. Personas de diferentes naciones originarias venían a cursar los niveles de educación básica a Kamloops. No fue hasta 2008 que la institución llamó la atención de los medios canadienses nuevamente: 50 muertes de menores se registraron en las cercanías de la residencia.

Esclarecer las matanzas masivas que han sufrido históricamente las comunidades originarias, incluso en el siglo XXI, es complicado. Al respecto, el Gran Jefe Stewart Phillip, no pudo más que expresar su profundo pesar con respecto a los hallazgos recientes de los niños sin vida.

“No hay palabras para expresar el profundo duelo que sentimos como pueblos de las Primeras Naciones y como sobrevivientes cuando escuchamos un anuncio como este”, escribió el líder. Hay veces que, para las comunidades indígenas, no queda más que honrar las vidas perdidas, rezar y seguir adelante.

MUY INTERESANTE.

 

 

Temas relacionados: