¿Cómo denunciar a una pareja abusiva? 4 consejos

Cortesía

Cultura

¿Qué nos puede ayudar a tomar la decisión de denunciar a nuestra pareja? Hoy descubriremos algunos consejos para ponerle una denuncia tal y como le recomendaríamos a cualquier persona que estuviese pasando por nuestra misma situación.

Denunciar a una pareja abusiva parece fácil cuando esta situación la vive otra persona. Sin embargo, cuando sucede en nuestras propias carnes, las justificaciones (muchas irracionales y absurdas) nos impiden tomar esta decisión. Por eso, hoy descubriremos algunos consejos que nos pueden ayudar.

En la actualidad, existen muchas opciones y recursos que se encuentran a nuestra disposición para denunciar a una pareja abusiva. No obstante, continuamos siendo reticentes a utilizarlos. Veamos, con estos 4 consejos, cómo utilizarlos para protegernos de estas relaciones tan dañinas.

Cómo denunciar a una pareja abusiva

1. Llama al 016

¿Tenemos dudas sobre si estamos viviendo una relación abusiva? ¿No sabemos qué hacer? Pues no lo dudemos y llamemos al 016. Este es un número que no deja ninguna huella en nuestra factura, por lo que no debemos tener miedo alguno de utilizarlo.

Tal y como indica la página de ayuda y concienciación sobre la violencia de género, el número 016 es completamente gratuito, tiene una atención las 24 horas del día y las personas que nos atenderán son profesionales. Ellos nos indicarán qué hacer, a dónde dirigirnos y nos prestarán apoyo emocional.

2. Apóyate en familia y amigos

Cuando estamos viviendo una relación abusiva, muchas veces no queremos ver la realidad. Posiblemente, nuestros amigos y familia nos han repetido que esa persona no es buena para nosotros y que deberíamos dejarla. La verdad es que tienen razón.

Las personas de nuestro entorno quieren lo mejor para nosotros y nos intentan abrir los ojos ante aquello que nosotros no logramos ver. Por eso, no creamos que estamos solos o que no podemos denunciar a una pareja abusiva porque no contamos con nadie que nos apoye.

3. Piensa en tus hijos

Muchas veces, no identificamos muy bien el abuso hacia los niños, algo que está muy bien recogido en el artículo El maltraro infantil desde la voz de la niñez. Sin embargo, nuestras justificaciones sobre el amor que nuestra pareja nos afirma tener pueden hacer que pasemos por alto el daño que están recibiendo.

No obstante, el hecho de que ellos no reciban abuso físico pero que vean cómo nos agreden psicológica o físicamente ya es un daño importante que reciben. Por eso, ante las dudas sobre denunciar a una pareja abusiva debemos preguntarnos:

  • ¿Este es el entorno en el que quiero que mis hijos crezcan?
  • ¿Son felices viviendo esta situación a diario?
  • ¿Por qué consiento que lloren y se preocupen por nosotros cuando son ellos los niños y nosotros las personas adultas?
  • ¿De verdad es más importante mi pareja que mis hijos?

4. Actúa para denunciar a una pareja abusiva

Este es el último de los consejos para denunciar a una pareja abusiva y consiste en actuar, tal y como le recomendaríamos hacer a alguien que apreciásemos. Si a una amiga o hermana le pasase lo mismo, ¿verdad que le diríamos “vete y denuncia sin pensarlo”?

La situación es más fácil cuando la vemos en otras personas. Por eso, pedir ayuda y apoyarnos en la familia es indispensable para tomar una perspectiva que nos saque de la inmovilidad fruto del miedo y nos permita actuar.

El silencio de quienes sufren

A pesar de que las cifras de violencia de género siguen incrementándose, también lo hace la ausencia de denuncias. ¿Cuántas veces una persona mata a su pareja sin que haya denuncias previas? ¿Cuántos casos ya hemos escuchado o vivido de cerca donde los hijos, también, terminan sufriendo las consecuencias?

El miedo y el abuso atroz hace que sea muy difícil ir a la acción. Además, una estrategia de las personas que abusan es alejar a su pareja de su entorno. La apartan de su familia, de sus amigos y de todo aquel que pueda hacerle tomar conciencia de lo que está sucediendo.

Es importante no mirar para otro lado e insistir en ayudar aun cuando la persona que es abusada no quiera nuestra ayuda. Muchas veces no lo ven. En ocasiones, es el miedo y la anulación de su persona lo que les impide tomar una decisión.

Esperamos que este artículo te haya permitido ser consciente de que hay ayuda a nuestro alrededor. El “no sé qué hacer” o “nadie me va a ayudar” actualmente han acabado.

Si estás mal, si sufres y si tus hijos están también sufriendo, pide ayuda.Salir de esa situación te descubrirá un mundo donde la tranquilidad y felicidad dejarán de ser un sueño para convertirse en una realidad.

Mejor con Salud.

 

 

Contrata este espacio publicitario
Regístrese a nuestro boletín electrónico para recibir notificaciones de las noticias mas relevantes.
Contrata este espacio publicitario