18
Dom, Abr

Así será Starbase: La nueva ciudad que Elon Musk quiere crear con todas sus empresas

Foto: Cortesía

Cultura

Elon Musk anunció que está trabajando en la construcción de Starbase, una ciudad propia que sería sede de SpaceX, Tesla y Starlink.

Hace una década, SpaceX adquirió un enorme terreno en la localidad de Boca Chica, ubicada en el Condado de Cameron, al sureste de Texas. En este lugar, la empresa propiedad de Musk construyó un complejo de lanzamiento, fabricación y prueba de vehículos aeroespaciales a unos cuantos metros del Golfo de México en 2014.

Este sitio fue elegido por Elon Musk para iniciar un proyecto aún más ambicioso: la creación de su propia ciudad.

La tarde del 2 de marzo, Musk desveló sus planes con un breve posteo en Twitter. A partir de entonces, toda clase de suposiciones sobre la ciudad comenzaron a tomar forma.

Según información de Insider, la Oficina del Juez del Condado de Cameron aceptó que en los últimos días, ha mantenido comunicación constante con SpaceX a propósito de una solicitud para incorporar Boca Chica a la hipotética ciudad de Starbase.

Sin embargo, la Oficina reconoció que al margen del acercamiento de Elon Musk, no ha recibido ninguna clase de solicitud oficial de incorporación. 

Aunque aún no existe más información al respecto, Musk dejó entrever que la hipotética ciudad de Starbase desea absorber la población de Boca Chica, una localidad que según el censo de los Estados Unidos, contaba sólo con 26 habitantes a inicios del siglo XXI.

La idea de una ciudad donde operen las principales empresas de Musk y sirva como laboratorio para probar medios de transporte y hasta la perforación de pozos de gas natural, ha rondado a Boca Chica desde finales de la década anterior. 

SpaceX y el terror inmobiliario

En 2019, los diarios estatales informaron de una agresiva campaña de SpaceX para comprar todas las propiedades que forman parte del poblado; sin embargo, sólo algunos de los habitantes aceptaron vender sus hogares a la compañía aeroespacial.

En octubre de 2020, la ofensiva de SpaceX para adquirir cada una propiedades de la villa incrementó su intensidad. Ante la negativa de algunos vecinos de aceptar las ofertas de la empresa de Musk por considerarlas “insultantemente bajas”, un par de propietarios concedieron una entrevista a VICE, donde describieron el ultimátum que David Finlay, Director de Finanzas de la compañía, les hizo llegar por correo electrónico.

En el mensaje, Finlay explicaba que tal y como lo habían presenciado en los últimos años, la actividad y la frecuencia de actividades aeroespaciales en la zona iba en aumento y por lo tanto, se trataba de la última oferta de SpaceX para adquirir sus casas. De otro modo, la compañía  “tendría que buscar medios alternativos para obtener las casas si la gente de Boca Chica Village rechazaba el dinero”.

De modo que, el sueño de Musk de conquistar Marte se enfrenta a una aduana impensada, ya no a millones de kilómetros de nuestro planeta, sino en tierra firme, en el poblado de Boca Chica, Texas.

MUY INTERESANTE. 

 

Temas relacionados: