A 30 años de batman: ¿Cuál ha sido su aportación al cine?

Cortesía

Cultura

Este 2019 se celebra el 80 aniversario de Batman, el mítico hombre murciélago que viera la luz por primera vez en el número 27 de la publicación Detective Comics, en 1939. Pero también cumple 30 años una de las versiones más particulares de este personaje, aquella encabezada por Tim Burton, Sam Hamm, Warren Skaaren y Anton Furst; director, guionistas y diseñador de producción, respectivamente. Por Oliver Fuentes

Batman: Un parteaguas

Se trata del filme Batman, el cual marcó un parteaguas dentro de la industria del cine, ya que estableció el rumbo de cómo a partir de entonces se promocionarían los llamados blockbusers, en especial las cintas de superhéroes. 

La rumorología sobre una cinta del personaje inició desde que Superman (1978) y Superman II (1980) fueron indiscutibles éxitos de taquilla. Cuando los productores Jon Peters y Peter Guber se apropiaron del proyecto, llevaban ya varios éxitos de crítica y taquilla, como Las brujas de Eastwick, Flashdance y Cuando los hermanos se encuentran. Tim Burton, por su parte, no tenía 30 años todavía cuando llamó la atención de Peters y Guber por su imaginativo corto Frankenweenie y también por los originales largometrajes La gran aventura de Pee Wee (1985) y Beetlejuice (1988). 

Una vez establecido su papel, Tim, junto con los guionistas Sam Hamm y Warren Skaaren, estarían fuertemente influidos por tres novelas gráficas de reciente publicación, The Dark Knight Returns, Batman: Year One, ambas de Frank Miller; y The Killing Joke, escrita por Alan Moore. De hecho, se dice que durante una buena parte de la filmación, el peculiar director llevaba consigo una copia de The Killing Joke.

En estos cómics se presentaba a Batman como un hombre solitario, psicológicamente lastimado y obsesionado con vengar la muerte de sus padres con cada criminal que había en Ciudad Gótica, lugar sumido en la corrupción hasta el tope. Ésa era la visión del personaje que Burton llevaría al cine y no la del colorido y cómico programa de televisión de la década de 1960 protagonizado por Adam West con la que el gran público estaba muy familiarizado. 

Comienza el Rodaje

Uno de los primeros baches que la producción encontró fue la elección del actor Michael Keaton, entonces considerado un comediante, para interpretar a Bruce Wayne/Batman. La noticia provocó que a los estudios Warner llegaran 50,000 cartas de protesta de arduos seguidores de Batman. Incluso algunos altos mandos se preocuparon por la decisión, pero Burton, quien era amigo de Keaton desde que filmaran Beetlejuice, obtuvo el respaldo de los productores.

El 23 de junio de 1989, Batman, de Tim Burton, vio la luz por primera vez.

Tal vez el único elemento que le daba cierta tranquilidad a los estudios Warner era la participación del consagrado actor Jack Nicholson, quien interpretaría a la némesis de Batman, el Joker. Peters ya le había hablado a Nicholson del proyecto desde los días de filmación de Las brujas de East-wick y la idea le había encantado al actor. Por supuesto, seis millones de dólares y un pequeño porcentaje de la taquilla cerraron el trato. En tanto, la actriz Kim Basinger se unió al reparto como la fotógrafa Vicki Vale, interés romántico de Bruce. 

Urbes Oscuras

El diseñador de producción Anton Furst fue el encargado de crear el estilo de Ciudad Gótica. Para ello se inspiró en diversos movimientos artísticos, como el art déco, art nouveau y gótico, y de ciudades de filmes como Metropolis (1927) y Brasil (1985). El resultado fue una ciudad con altos rascacielos, los cuales no permiten la iluminación del Sol durante el día; el mismo Burton decía de la ficticia Gótica: “Es como un vómito del infierno que sale a la superficie y luego simplemente empieza a crecer”.

Pronto los involucrados estuvieron en el mismo canal:  Tim Burton familiarizó a Michael Keaton con The Dark Knight Returns y The Killing Joke; Jack Nicholson, satisfecho con dar vida al Joker por todas las libertades que el personaje le brindaba, mientras Kim Basinger participó gustosa en las reescrituras que se hicieron del guión para permitir que su personaje estuviera presente en el clímax de la historia. Batman costó aproximadamente 45 millones de dólares, de los cuales 15 fueron destinados nada más a la publicidad y mercadotecnia. 

El legado del murciélago

La cinta, con todo y su estilo oscuro, es un espectáculo visual de diseño y estilismo. Si algo podría reprochársele es quizá la poca profundidad de la pareja de Bruce y Vicky Vale, pero el foco de atención está en la lucha que existe entre los dos personajes antagonistas: Batman y Joker son igualmente retorcidos: “¿Yo te hice a ti y tu dices que tú me hiciste a mí? ¿Qué tan infantil es esto?”.

Batman alcanza grandes momentos, pero lo más importante es que 30 años después de su estreno.

Muy Interesante. 

Contrata este espacio publicitario
Regístrese a nuestro boletín electrónico para recibir notificaciones de las noticias mas relevantes.
Contrata este espacio publicitario