4 hábitos para sobrellevar el dolor causado por la artritis reumatoide

Cortesía

Cultura

La artritis reumatoide es una enfermedad en la que las propias defensas del cuerpo atacan a las articulaciones, produciendo dolor e inflamación en la zona. Para mejorar la calidad de vida existen algunos consejos que podemos aplicar a diario.

Si has llegado hasta este artículo es porque estás buscando opciones para sobrellevar el dolor causado por la artritis reumatoide. Esta enfermedad crónica afecta a 1 % de la población mundial y quienes la sufren buscan de manera continuada la manera de mejorar su calidad de vida.

En este artículo te facilitamos algunos consejos efectivos para aplicar a tu vida diaria. Con ellos podrás ayudar a aliviar el dolor causado por la artritis reumatoide de manera natural.

El tratamiento de la artritis reumatoide

La artitris reumatoide es un trastorno autoinmune inflamatorio crónico que podría estar relacionado con factores ambientales y genéticos. Aunque ha habido avances importantes en cuanto a terapias médicas, el desconocimiento de la causa de esta enfermedad dificulta su tratamiento.

Para frenar el desarrollo de esta enfermedad, lo ideal sería tratarla en las fases tempranas. No obstante, detectarla en su inicio es complicado, por lo que puede tener una progresión bastante rápida en los primeros años. Esto afecta en gran medida a nivel físico y emocional a quienes la padecen.

Hábitos para sobrellevar el dolor causado por la artritis reumatoide

1. Aplicarnos calor

En primer lugar, para ayudar a sobrellevar el dolor podemos recurrir a un remedio tan sencillo como es la terapia con calor. De este modo, podemos conseguir un alivio inmediato en la zona afectada por la artritis reumatoide.

Podemos hacer esta aplicación con un masaje a base de aceites vegetales.Por ejemplo, de almendra, de coco o de oliva. Además, podemos añadirle unas gotas de aceite esencial de jengibre para aumentar más la temperatura. Por último, también podemos utilizar una esterilla eléctrica o una bolsa de agua caliente.

2. Cambiar los hábitos alimentarios

Está demostrado que unos buenos hábitos dietéticos pueden dar como resultado efectos beneficiosos a largo plazo. De esta forma, se podrían aliviar los síntomas y retrasar el progreso y deterioro de la enfermedad.

Este estudio destaca los siguientes alimentos beneficiosos:

  • Caldos de verduras.
  • Infusiones medicinales.
  • Perejil.
  • Ajo.
  • Patata cocida.
  • Jugo de zanahoria, remolacha y apio.

También se apuesta por una dieta mediterránea. Esta es rica en frutas, verduras, cereales, pescado, legumbres y aceite de oliva, con un consumo moderado de vino tinto. Además, propone reducir el consumo de carne roja. 

Por otra parte, se ha mostrado un posible empeoramiento de la enfermedad por algunas alergias alimentarias. Por tanto, se recomienda realizar las pruebas correspondientes y eliminar esos alimentos que aumenten la inflamación.

3. Mejorar la microbiota intestinal

Las personas que sufren artritis reumatoide suelen tener también problemas gastrointestinales. En especial hinchazón, náuseas, dolor, ardor, gases, estreñimiento, diarrea, etc. Se ha comprobado que tienen una alteración en la microbiótica relacionada con estos malestares. 

Por ello, además de la importancia de mejorar los hábitos alimentarios, estas personas pueden incorporar en su dieta alimentos fermentados. También se puede optar por un suplemento de probióticos, el cual se debe tomar siempre en ayunas y separado de alimentos calientes.

4. Tomar suplementos herbales para el dolor causado por la artritis reumatoide

Hay dos remedios herbales que destacan por sus propiedades para ayudar a aliviar la inflamación y el dolor causado por la artritis reumatoide. Estos son los siguientes:

  • Incienso de la India (Boswellia serrata): La medicina ayurveda propone esta planta como un excelente remedio antiflamatorio que se prescribe de manera específica para la artritis.
  • Ashwagandha (Withania somnifera): Este remedio también es un potente antiinflamatorio natural que podría dificultar el deterioro del colágeno. También podría reducir la rigidez, aliviar el dolor y facilitar el movimiento de las articulaciones.

A la hora de tomar suplementos, aunque sean naturales, siempre se recomienda hacerlo bajo control médico. Esta indicación es muy importante, sobre todo si tomamos medicación, ya que podría existir algpun tipo de interacción.

Con estos 4 hábitos naturales podemos llegar a notar una mejoría importante en los síntomas de la artritis. Nunca es fácil cambiar nuestro estilo de vida, pero todavía es más difícil vivir con dolor día a día.

Muy Interesante 

Contrata este espacio publicitario
Regístrese a nuestro boletín electrónico para recibir notificaciones de las noticias mas relevantes.
Contrata este espacio publicitario