3 recomendaciones para reducir el azúcar en tu dieta

Foto: Cortesía

Cultura

¿Sabías que ingerir grandes cantidades de azúcar resulta perjudicial para la salud? Te vamos a dar 3 recomendaciones para que consigas reducir la presencia de este nutriente en tu dieta.

Reducir el azúcar en tu dieta es una de las acciones que mejorará tus hábitos de alimentación de manera notable. Se vuelve necesario controlar el aporte de dicho nutriente para disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades complejas a medio y largo plazo. Sin embargo, esto no siempre es tarea fácil.

El azúcar está presente en multitud de productos industriales. Tener en claro qué alimentos contienen dicha sustancia se torna crucial a la hora de moderar su consumo.

Para lograr dicho objetivo, será necesario restringir la presencia de algunos ingredientes en las preparaciones habituales. Sin embargo, esto no significa perder sabor en las comidas. A continuación te presentamos una serie de recomendaciones para reducir el azúcar en tu dieta.

El azúcar es un ingrediente dañino

El azúcar, sobre todo el añadido, es un componente de la dieta que puede incrementar el riesgo de sufrir enfermedades de tipo metabólico. Estamos refiriéndonos a patologías como la diabetes o la obesidad, que luego serán factores de riesgo cardiovasculares.

De acuerdo con una investigación publicada en la revista Critical Reviews in Clinical Laboratory Sciences, ingerir de manera regular dicha sustancia es capaz de producir la aparición de resistencia a la insulina. No sólo la diabetes tipo 2 es consecuencia de un mal funcionamiento pancreático, y de allí el problema más general.

Es fundamental tener en cuenta la procedencia del azúcar. No es lo mismo, a nivel metabólico, ingerir grandes cantidades de fructosa por medio de productos industriales, que mediante el consumo regular de frutas.

Mientras la primera situación se relaciona con un mayor riesgo de padecer hígado graso, tal y como afirma un estudio publicado en la revista Nutrients, el hecho de consumir grandes cantidades de vegetales se asocia con un menor riesgo de muerte por todas las causas. Por ello, cuando hablamos de la necesidad de reducir el azúcar en tu dieta, hacemos hincapié en los azúcares añadidos o refinados.

Ayunos intermitentes para reducir el azúcar en tu dieta

El desayuno es la comida más crítica desde el punto de vista de la calidad de los alimentos que la componen. Mucha gente acostumbra a incluir galletas o bollería en este momento del día. Dichos productos suponen un aporte excesivo de azúcar refinado.

Por este motivo, saltarse el desayuno es una estrategia eficaz a la hora de reducir la cantidad de azúcar de la dieta. Además, este tipo de protocolos no solo traen consecuencias positivas sobre la salud metabólica, sino que consiguen desencadenar una respuesta sobre la composición corporal del individuo. Así lo afirma una investigación publicada en la revista Nutrients.

Deja a un lado los refrescos

Los refrescos son bebidas que incrementan de manera solapada la cantidad de azúcar de tu dieta. Puede que elijas sus variedades endulzadas mediante edulcorantes artificiales, aunque estas tampoco suponen una alternativa saludable en definitiva.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo en el año 2017, los edulcorantes artificiales son capaces de promover cambios en las bacterias que habitan en el intestino. El impacto de dichas sustancias sobre la microbiota intestinal aumenta el riesgo de desarrollar obesidad y síndrome metabólico.

La mejor opción es que dejes a un lado los refrescos. El agua debe ser tu fuente de hidratación prioritaria. Si aun así, echas de menos las burbujas, prueba el agua con gas.

Prioriza los alimentos frescos para reducir el azúcar en tu dieta

Ya te hemos comentado que la procedencia de los nutrientes importa. En ocasiones, además de reducir la cantidad de azúcar de tu dieta, es necesario modificar los alimentos que la componen.

Prueba a priorizar el consumo de productos frescos frente al de los ultraprocesados. Consumiendo más frutas conseguirás un aporte menor de azúcar, pero también ingieres un nutriente de mayor calidad. El contenido en fibra de los vegetales retrasa su absorción, lo cual reduce el impacto sobre la salud pancreática.

Consume menos azúcar para gozar de una mejor salud

Como hemos visto, reducir la cantidad de azúcar de tu dieta repercutirá de forma positiva en la salud inmediata y en los riesgos a largo plazo. La posibilidad de desarrollar obesidad será menor, así como la incidencia de enfermedades de tipo metabólico.

Las 3 estrategias que te hemos presentado, puestas en práctica, conseguirán disminuir el aporte de azúcar diario. No esperes más para ponerlas a prueba en tu alimentación habitual. Recuerda, además, realizar ejercicio físico frecuente para completar un estilo de vida saludable.

Mejor con Salud.

 

Temas relacionados: